Menu

Las maravillosas y poco conocidas propiedades del Ginseng

0 Comment


Se conoce con el nombre de ginseng a cualquiera de las 11 diferentes variedades de una planta de crecimiento lento y con raíz bulbosa. La medicina tradicional afirma que el ginseng restablece y potencia la salud y el bienestar general, por lo que se ha convertido en uno de los remedios verbales más populares y buscados en estos días.

Esta hierba tiene una raíz de color claro y con forma bifurcada, un tallo relativamente largo y hojas verdes con forma ovalada. El ginseng ha sido empleado tradicionalmente para combatir un cierto número de dolencias. Existe cierta evidencia científica que avala algunas de las propiedades del ginseng, las cuales veremos más adelante.

Dos de las variedades más populares de la planta, son el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el ginseng asiático (Panax ginseng). Se cree que estas dos variedades tienen un efecto energizante, además de disminuir el azúcar y los niveles de colesterol en la sangre. También se afirma que reducen los niveles de estrés, promueven la relajación, combaten la diabetes y además, la disfunción sexual en hombres.

Existe otra variedad, conocida como ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosis), la cual no es verdaderamente ginseng y por lo tanto, no pertenece al género Panax. Es cierto eso sí, que posee algunas propiedades similares a ginseng americano y asiático.

Beneficios del ginseng para la salud

El ginseng es un remedio herbal que ha sido empleado por distintos pueblos desde tiempos inmemoriales. Se le ha utilizado para tratar una gran variedad de dolencias y enfermedades. A pesar de las afirmaciones anecdóticas de muchas personas, la ciencia sigue mostrándose un poco escéptica con respecto a muchas de las propiedades que esta planta tendría. Aun así, existen algunos estudios realizados bajo estrictos controles de laboratorio que parece indicar que, en efecto, el ginseng posee algunas propiedades beneficiosas como las siguientes:

Incrementa la energía y previene la fatiga.

El ginseng parece estimular no sólo la actividad física, sino también la mental, en especial en personas con cansancio y debilidad crónica. Un estudio realizado en la clínica de Mayo, demostró que el ginseng ayudó a combatir la fatiga en pacientes con cáncer.

Mejora la función cognitiva.

El ginseng, podría mejorar las facultades cognitivas y el razonamiento. Un estudio publicado en la biblioteca Cochrane, en la China parece haber encontrado que esta planta tiene efectos beneficiosos sobre el comportamiento, la cognición y la calidad de vida en general.

Otro estudio similar, exploró la posibilidad de incorporar el ginseng americano en los alimentos cotidianos. Los investigadores desarrollaron un método para incorporar el ginseng en la leche, a niveles suficientes como para mejorar la función cognitiva.

Efectos anti-inflamatorios.

El ginseng tiene entre sus constituyentes, sustancias llamadas ginsenosidos, los cuales tienen un efecto inmunosupresor. Esto fue publicado en el Journal of Translational Medicine. Los investigadores afirman que el efecto anti inflamatorio del ginseng, se debería en apariencia, a los efectos combinados de estos ginsenosidos, actuando sobre distintos niveles de actividad inmunológica y por lo tanto contribuyendo a paliar distintos síntomas.

Prevención del cáncer.

Parecen existir algunas sustancias en el ginseng, que poseen notables propiedades anticancerígenas. Ciertos estudios poblacionales realizados en Asia, parecen haber encontrado una relación entre el consumo de ginseng y una disminución en el riesgo de cáncer. Del mismo modo, investigadores de un centro oncológico encontraron que el ginseng mejora la supervivencia y la calidad de vida de pacientes que han sido diagnosticadas con cáncer de mama.

El ginseng contra la disfunción eréctil.

Un estudio realizado en Corea en el año 2002, demostró que un 60% de hombres con cierto grado de disfunción eréctil que tomaron ginseng, notaron una mejora en sus síntomas. Otro estudio publicado en Inglaterra, ofrece evidencia de la efectividad del ginseng rojo en el tratamiento de la disfunción eréctil.