Cialis precio

10 mg


TadagaPaquetePrecioComprar
Tadaga - India10 mg x 30 tab$88.00Comprar
Tadaga - India10 mg x 60 tab$118.00Comprar
Tadaga - India10 mg x 90 tab$149.00Comprar

20 mg


TadagaPaquetePrecioComprar
Tadalafil (India)20 mg x 30 tab$95.00Comprar
Tadalafil (India)20 mg x 60 tab$129.00Comprar
Tadalafil (India)20 mg x 90 tab$169.00Comprar

CIALIS: ¿Por Qué Tomarlo y Cuáles son sus Efectos?

Tarde o temprano, llega un momento en la vida de todo hombre, en el cual la virilidad no se muestra tan activa como de costumbre. La potencia sexual disminuye e, incluso, pueden aparecer casos de impotencia.

La pérdida de potencia y/o apetito sexual es un tema tabú entre los hombres de todo el mundo, aunque, en realidad, se trata de una situación muy común que afecta y afectará a una gran mayoría.

Hasta hace unos años, la incapacidad de conseguir una erección se debía principalmente a la edad. La disfunción eréctil era un trastorno que afectaba en su mayoría a hombres de edad avanzada, incapaces de mantener una erección debido al deterioro de sus capacidades físicas.

Los tiempos han cambiado y la sociedad también. Lo expuesto en el párrafo anterior sigue siendo una realidad, pero la disfunción eréctil ha dejado de ser un problema exclusivo de hombres que han dejado atrás su juventud. Cada vez, hombres más jóvenes experimentan los efectos de la impotencia. Pero, ¿por qué?

Como hemos dicho, la sociedad ha cambiado y el ritmo de vida de la gente ha dado un giro radical. El trabajo, ocio, vida sentimental y familiar ocupan todas las horas del día, haciendo mella en el estado de ánimo de las personas. En el caso de los hombres, el estrés en el trabajo o en casa, se manifiesta de forma física. Principalmente, lo hace por medio de la disfunción eréctil.

No importa que se trate de un hombre de 30 años sano y con un ritmo de vida saludable. El estrés afectará a su sistema nervioso, pudiendo provocar la aparición de la impotencia sexual. De hecho, los urólogos informan de que el estrés se está convirtiendo en la primera causa de disfunción eréctil entre los hombres del siglo XXI.

Por suerte, la medicina avanza a buen ritmo y ya ofrece varias soluciones para contrarrestar los efectos de la impotencia sexual. Todos conocemos a la mundialmente famosa pastillita azul, pero no está indicada para todo el mundo. Si además de problemas de potencia sexual, el usuario tiene problemas de corazón, el uso de la Viagra puede ser fatal.

Existen otras opciones, y estas nos llevan al medicamento que analizaremos hoy: Cialis. A continuación, exponemos todo lo que debes saber sobre el uso de este medicamento contra la impotencia masculina.

¿Qué es Cialis?

Es muy probable que si te encuentras leyendo este artículo ya conocieras su nombre, bien sea porque te lo hayan recomendado o porque al navegar en busca de algún remedio contra la disfunción eréctil, saliese a relucir su nombre.

Sea cual sea la razón de tu visita, será mejor que comencemos por el principio y expliquemos qué es Cialis.

Lo primero es concretar que, aunque el medicamento se conozca comúnmente como Cialis, en realidad su nombre es Tadalafil. Cialis es su marca y, como ocurre con otros medicamentos, se ha extendido entre sus usuarios el nombre de la marca que la fabrica en lugar del nombre del medicamento en sí. A esto ha contribuido que Cialis sea muchísimo más fácil de pronunciar que Tadalafil.

Ten cuenta que, aunque aparezca el nombre Tadalafil o Cialis en este artículo de forma alternativa, siempre estaremos haciendo referencia al mismo producto.

Aclarado lo anterior, comencemos a explicar el objetivo del medicamento.

Tadalafil se utiliza para tratar los problemas de disfunción sexual en los hombres (impotencia o disfunción eréctil). Al combinar su uso con la estimulación sexual, Tadalafil consigue aumentar el flujo sanguíneo en el pene, ayudando a conseguir y mantener la erección.

Tadalafil también se utiliza para tratar los síntomas de próstata alargada (hiperplasia de próstata benigna). Ayuda a disminuir sus síntomas, como la dificultad de iniciar el flujo de orina, poca potencia y la necesidad de orinar de forma constante o con urgencia, incluso en medio de la noche. Tadalafil cumple estas funciones al relajar los músculos de la próstata y la vejiga.

Hay que tener muy en cuenta que Tadalafil es un remedio contra la impotencia, no un anticonceptivo, ni sirve de protección contra las enfermedades de transmisión sexual, como VIH, gonorrea, sífilis o Hepatitis B. Tadalafil conseguirá que practiques el sexo sin problemas, pero del sexo seguro debes ocuparte tú mismo mediante el uso de preservativos y otros anticonceptivos.

Una vez conocemos mejor al medicamento y sus beneficios, llega la hora de conocer cómo utilizarlo.

¿Cómo Tomar Cialis?

Tras haberlo consultado con tu médico o farmacéutico, debes leer las instrucciones de uso para familiarizarte con sus especificaciones. Y siempre que tengas alguna duda, no lo pienses y acude a tu médico/farmacéutico.

El medicamento se toma por vía oral, con o sin comida, dependiendo de las indicaciones de tu médico. Recuerda no tomar Tadalafil más de una vez al día.

La dosis dependerá mucho de tu estado de salud, respuesta al tratamiento y de si tomas cualquier otra medicación. Esta última parte es muy importante, e informa a tu médico de toda la medicación (química o natural) que estés tomando para que te prescriba la dosis adecuada.

Para tratar los síntomas de próstata alargada, toma el medicamento siguiendo las indicaciones de tu médico, generalmente una dosis diaria. Si ya tomas otro medicamento para tratar sus síntomas, informa a tu médico para que indique la duración del tratamiento.

En el caso de la disfunción eréctil, Tadalafil puede emplearse de dos formas distintas, y será tu médico quien dictamine cuál es la mejor para tu situación. Sigue estas indicaciones al pie de la letra, ya que el efecto de la dosis dependerá de la forma de uso.

La primera forma de ingesta consiste en tomar el medicamento cada vez que se necesite. Esto quiere decir, 30 minutos antes de iniciar la actividad sexual. Su efecto tiene una duración de 36 horas.

La segunda forma consiste en tomar Tadalafil de forma regular, una vez al día. Si sigues este tratamiento puedes iniciar la actividad sexual en cualquier momento del día.

Si tomas Tadalafil para tratar tanto problemas de próstata como disfunción eréctil, seguirás el tratamiento diario, el cual permite tener actividad sexual en cualquier momento.

Para disfrutar de sus efectos al 100% no solo bastará con tomarlo de forma regular, también debe realizarse a la misma hora.

Además, recuerda acudir a tu médico si no notas los efectos o se produce algún síntoma de malestar. ¿De qué síntomas hablamos? Te los detallamos a continuación.

Efectos Secundarios de Cialis

¿Es peligroso usar Cialis? No, en absoluto. Pero al igual que cualquier otro medicamento, puede dar lugar a la aparición de determinados efectos secundarios en algunos hombres.

Entre los efectos secundarios producidos por Cialis se encuentra:

– Dolor de cabeza

– Malestar estomacal

– Dolor de espalda

– Dolor muscular

– Mocos en la nariz

– Mareos

Suelen tratarse de malestares temporales, pero si alguno de ellos persiste o empeora, acude rápido a tu médico o farmacéutico.

Para reducir el riesgo de sufrir un mareo o desmayo, intenta levantarte con lentitud cuando te encuentres entado o tumbado.

Recuerda que tu médico te ha recetado este medicamento porque los beneficios del tratamiento tendrán un mayor impacto que los efectos secundarios. Hay que decir que la mayoría de los usuarios de Cialis no experimentan ningún tipo de efecto secundario.

También debes estar atento a cualquier malestar relativo al esfuerzo físico que pudiese surgir. Cialis es un medicamento que mejora el rendimiento sexual y para conseguirlo, demanda un esfuerzo extra del corazón. Si padeces alguna dolencia cardíaca y experimentas malestar durante el transcurso de la actividad sexual, detente y busca ayuda médica de inmediato. Por malestares nos referimos a:

  • Mareo severo
  • Desmayo
  • Dolor en el pecho, brazo izquierdo o mandíbula
  • Nauseas

Como caso excepcional, puede producirse una repentina disminución de la visión o incluso una pérdida total de la misma, en uno o ambos ojos. Si este extraño suceso ocurriese, deja de tomar Tadalafil y busca ayuda médica de inmediato. Hay un mayor riesgo de sufrir esta pérdida de visión si se padece de problemas cardíacos, diabetes, colesterol alto, problemas oculares, hipertensión, si tienes más de 50 años o eres fumador.

También es raro que se produzca pérdida auditiva, pero es posible. Si ocurre lo anterior o escuchas un pitido en los oídos, detén el tratamiento y acude a tu médico.

En el extraño caso de que tuvieses una dolorosa erección durante 4 ó más, deja de tomar el medicamento y busca ayuda médica. Podría causar problemas permanentes en el pene.

Aún más raro es experimentar una reacción alérgica a este medicamento, pero si ocurre, acude a tu médico de inmediato. Si notas picor, escozor, hinchazón (cara, lengua, garganta) o te cuesta respirar, es probable que seas alérgico a Cialis.

Todo lo explicado en este apartado son los efectos secundarios conocidos, pero debes permanecer atento a cualquier otro tipo de malestar que pudiese surgir tras comenzar el tratamiento con Cialis.

Precauciones antes de Tomar Cialis

La aparición de efectos secundarios es muy rara, pero hay que estar atento. Los pocos hombres que han experimentado malestar tras iniciar el tratamiento ha sido por el desconocimiento de su situación.

Para disfrutar de todos los beneficios de Cialis debes informar a tu médico sobre todas tus alergias. Este medicamento posee ingredientes que pueden desencadenar reacciones alérgicas en determinados pacientes.

Además, antes de empezar el tratamiento es obligatorio facilitar a tu médico todo tu historial médico. Informar sobre si sufres de problemas del corazón, riñón, hígado, estómago y ojos es indispensable.

Por supuesto, conocer la condición y estado de tu pene es esencial. Tu médico debe saber si experimentas dolores o tienes riesgo de padecer priapismo (erección continuada).

Cialis no puede mezclarse con alcohol ni marihuana. Este medicamento puede provocar mareos y la disminución de tus reflejos, por lo que no se recomienda conducir ni manejar maquinaria pesada hasta que pasen sus efectos.

Si vas a someterte a cualquier tipo de intervención, informa a tu médico sobre Cialis y cualquier otro tratamiento (químico o natural) que estés siguiendo.

Tampoco hay que abusar de las dosis. Aumentar la dosis diaria recomendad puede ocasionar una sobredosis, ocasionando problemas respiratorios y desmayo. Si se sufre una sobredosis, llama de inmediato a una ambulancia.

Por otro lado, si te olvidas de tomar tu dosis diaria, tómala tan pronto te acuerdes, pero sáltala si el momento de la siguiente toma está próximo en el tiempo.

Interacción con otros medicamentos

Hemos insistido en la importancia de informar a tu médico sobre todos los medicamentos que tomas antes de tomar Cialis. El motivo es obvio: la reacción que puede provocar Cialis al mezclarse con otros medicamentos puede poner en riesgo tu salud.

No hay una lista determinada de medicamentos prohibidos para combinar con Cialis, por lo que será tu médico quien te informe sobre si existe riesgo o no.

Mezclar Tadalafil con medicamento para tratar la angina de pecho puede acabar provocando mareos, desmayos o incluso un infarto.

Si te encuentras tomando bloqueadores como doxazosin o tamsulosin para tratar tu próstata o hipertensión, su mezcla con Cialis podría hacer caer tu flujo sanguíneo y provocarte mareos o desmayos. Tu médico te recetará una dosis menor de Tadalafil o ajustará el tratamiento de bloqueadores.

Además, los efectos de Tadalafil pueden ser completamente anulados por medicamentos antihongos, antibióticos e inhibidores del VIH.

Ya conoces mejor Cialis y sus propiedades. Su popularidad está justificada y con rapidez se está convirtiendo en el remedio número 1 contra la disfunción eréctil.

Hombres de todo el mundo han dejado en el pasado sus problemas relativos al rendimiento sexual y no permiten que el estrés diario haga mella en su vida íntima.

Cialis es el nuevo aliado del hombre moderno que no permite que su virilidad sufra los estragos del ritmo de la sociedad moderna y quiere continuar disfrutando de una sexualidad plena con su pareja. Porque conviene recordar, en estas líneas finales, que con Cialis no solo tiene efectos beneficiosos sobre tu persona, también conseguirá que tu pareja disfrute de encuentros sexuales más duraderos e intensos.

Recuperar la pasión y autoestima nunca ha sido tan fácil.